Sunday, November 13, 2016

Terminando el abanico

Una vez las barras armónicas estan bien pegadas y la tapa esta estabilizada, procedemos a pegar el abanico o varetaje. En este modelo inspirado de Santos Hernández, en realidad no hay un abanico como en las guitarras de Torres, pues la disposición es bastante paralela. Esta disposición paralela favorece, aparentemente, las notas fundamentales de la guitarra dando mucha claridad al sonido. Otras escuelas de construcción, buscan que las notas tengan el máximo posible de notas armónicas.

Igualmente, la mayor parte de los guitarreros utilizan una solera o molde cóncavo para ajustar las varetas a una superficie curva, que se supone aumenta la resistencia de la tapa y produce un sonido brillante. En mi caso, yo sigo une técnica de construcción libre en la cual los refuerzos mismos dan una curvatura natural a la tapa después de pegados debido a la contracción de la cola, y luego esta curvatura se adapta al puente y a al resto de la guitarra.





Y este es el resultado final del varetaje que debe ser redondeado o esculpido (esto también cambia mucho entre guitarreros e incluso entre guitarras del mismo constructor!)





No comments:

Post a Comment

Note: Only a member of this blog may post a comment.